Imprimir  

header_mx_newsletter

 


Retos del compromiso y participación en el cambio

 

Cada vez que algo significativo cambia en una organización, se presentan retos. Algunos de los retos son personales, otros evolucionan en los equipos de trabajo y otros retos surgen en la organización. Para comprometerse y participar de manera exitosa en el cambio, es necesario estar consciente de los retos y estar preparado para lidiar con ellos de manera profesional y confidencial.

 

El cambio normalmente genera por lo menos un poco de resistencia. Con frecuencia, las personas sienten que están perdiendo poder, autonomía o recursos debido a que cambia el ambiente laboral. Como resultado, se aferran al status quo. Como miembros del equipo que se comprometen a participar en el cambio, su función consiste en establecer como reto convencer a los demás para reducir la resistencia y enfocarse en los resultados positivos.

 

Uno de los retos más grandes del compromiso y participación en el cambio es simplemente hacer que las personas tomen en serio el cambio. Durante los periodos de cambio, las personas a menudo toman una actitud de “esperar y ver qué pasa”, no aceptan ni rechazan el cambio. Su reto consiste en inspirar a los miembros de su equipo y a los demás para que acepten el cambio, lo apoyen y se vuelvan defensores del mismo.

 

Con frecuencia, el cambio genera ansiedad. Las personas tienden a aceptar mejor el cambio y los equipos funcionan de manera exitosa cuando la ansiedad está en el nivel mínimo. Su reto para minimizar la ansiedad consiste en comprender el plan del cambio, expresar su nivel de compromiso con el plan y reconocer que el plan y su función evolucionarán durante el cambio.

 

Es posible que el cambio organizacional reduzca la colaboración. Durante el cambio, a menudo las organizaciones observan el “efecto del silo” entre los departamentos, funciones y equipos de trabajo cuando los grupos comienzan a funcionar de manera independiente a los departamentos o equipos cuyas responsabilidades se traslapan con las de ellos. La cooperación y comunicación durante este periodo se reducen al mínimo. Como participantes del cambio organizacional, su reto consiste en derribar esos muros y crear puentes de cooperación entre las funciones organizacionales.

 

Cuando cambia el ambiente laboral, normalmente existe confusión con respecto a las prioridades. Si, por ejemplo, va a haber un gerente o jefe nuevo, quizás usted se pregunte cuál es la prioridad más importante para esta persona o en qué debe enfocarse primero para concluir el cambio de manera exitosa. La manera de enfrentar este reto es planearlo con cuidado y de manera exhaustiva.

 

 


Vea más artículos relacionados:

Cómo ser líder del cambio sin tener autoridad

Cómo adaptarse para alojar el cambio

 

 

 

Circuito Medicos No. 3 - Int. 102, Col. Ciudad Satelite, Cd. de México, 53100, MX
P:+52 55 3067-0970

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com