DALE CARNEGIE TRAINING
IDEAS DE COMPROMISO
Guía del líder para crear el compromiso entre el empleado y cliente


 

 

Tema del mes: Mejora del proceso

 

Durante el último año y medio, muchas cosas han cambiado en nuestra economía global. Estos cambios han tenido efectos dramáticos en las fuerzas laborales en todo el mundo. Analice cómo ha cambiado su trabajo con respecto a lo que hacía hace unos meses. Los cambios pueden ser tan pequeños como realizar una tarea nueva o tan dramáticos como hacer un cambio total de carrera. No importa cuáles cambios se presenten, siempre existe la expectativa de que debe desempeñarse correctamente en el trabajo. Si usted es gerente, se espera que tome el cambio con calma y comunique esa actitud a sus empleados. Si usted es un empleado, se espera que acepte el cambio y mantenga la productividad. Este número de La guía del líder para generar el compromiso de empleados y clientes trata específicamente del tema del cambio en el trabajo.

 


 

Cómo ser líder del cambio sin tener autoridad


Durante los periodos de cambio, algunas veces pensamos demasiado en el futuro lejano. Si permitimos quedarnos atrapados en “qué pasará”, perdemos la noción del ahora. Tome los cambios uno a la vez y el proceso se sentirá menos abrumador.

 

Cree el peor de los casos. No habremos confrontado el problema hasta que no hayamos enfrentado el peor de los casos. Siempre pregúntese, ¿qué es lo peor que podría ocurrirme como resultado de este cambio? Considere dd qué manera el cambio lo puede presionar más allá de sus capacidades, crear consecuencias negativas con los gerentes y miembros del equipo, y cómo puede acabar con su energía y productividad.

 

Prepárese para aceptarlo. Esto no es un asunto de decirnos que si ocurre, pues ocurre. Significa que habrá una planeación completa para enfrentar el peor de los casos. Es el mismo tipo de planeación que realiza la gente que responde a las emergencias. Quizás no habrá un desastre que requiera ese nivel de preparación, pero si ocurre, usted está listo.

 

Planee mejorar una situación para evitar el peor de los casos. Debemos estar dispuestos a invertir nuestra energía y recursos en este esfuerzo. Considere todas las formas posibles en que se puede evitar el peor resultado. En el proceso de planeación, considere la comunicación, dirigir el esfuerzo de equipo e intervenir de manera preventiva.

 

Manténgase ocupado. Algunas veces el cambio tiene el efecto de reducir nuestra velocidad y nos deja desorganizados y sin motivación. Es durante estos periodos en nuestras carreras que necesitamos utilizar la mayor cantidad de energía y mantenernos ocupados. Esto no sólo evitará que nos obsesionemos con nuestras inquietudes, sino también mejorará nuestra imagen en la organización en tiempos críticos.

 

Coopere con lo inevitable. No podemos evitar o detener el cambio. Es parte de todo lo que hacemos en nuestras carreras. Cuando recordamos esto, no desperdiciamos tiempo y actitud peleando contra lo inevitable.

 

Haga lo mejor posible. La regla más básica del profesionalismo comercial es hacer lo mejor que pueda en todo momento. Esto nos motiva internamente e impulsa nuestros esfuerzos cuando estamos enfrentando cualquier cambio. No importa la manera en que el cambio va a impactar en nuestras carreras, es esencial que le podamos decir a otros y a nosotros mismos que hicimos lo mejor que pudimos.

 

Ponga entusiasmo en su trabajo. ¿De qué manera podemos potencializar nuestro entusiasmo en el trabajo? ¿Cómo se motiva? ¿Qué puede hacer para asegurarse de que está poniendo la mayor cantidad posible de energía en el trabajo? Durante los períodos de cambio necesitamos tanto entusiasmo como podamos reunir. Cuando estamos entusiasmados, hacemos más, más rápido, mejor y con menos. Experimentamos más gozo y experimentamos el sentido de logro en nuestro trabajo.

 

 

 


 

 

Cómo adaptarse para alojar el cambio
 

A lo largo de nuestra carrera profesional, cambian nuestras funciones y responsabilidades. Ser líderes de equipos, encabezar una reunión y comunicar nuestra visión y misión son retos que enfrentamos a medida que avanzan nuestras carreras. En este panorama de carreras profesionales en constante cambio, la habilidad de verdaderamente adaptarse puede ser más importante que cualquier otra habilidad para determinar nuestro éxito constante y a largo plazo.

 

Ajuste sus expectativas. Quizás no le darán el ascenso este año después de todo. Quizás no le va a reportar a la misma persona o manejar exactamente las mismas responsabilidades. Ajuste sus expectativas sin reducirlas de ser posible. Enfóquese en las metas que están bajo su control.

 

Cree relaciones y redes de contactos. Esta es una estrategia fascinante y gratificante para adaptarse al cambio. Vamos a suponer que el cambio está a la vuelta de la esquina. ¿A quién le gustaría conocer o conocer mejor si se presentara dicho cambio? Comience a desarrollar dichas relaciones ahora y cree una red de contactos más grande de apoyo y motivación.

 

Ponga en práctica la paciencia. Cuando se trata del cambio, muchas veces queremos salir del cambio y seguir adelante tan rápido como sea posible. El ciclo del cambio en el trabajo normalmente lleva más tiempo de lo esperado. Se tiene que comunicar el cambio e integrarse y necesita haber tiempo para el ajuste de todas las funciones adyacentes de la organización. Las personas también necesitan tiempo para ajustar al cambio en el ambiente laboral.

 

Sea un aventurero. Tome el cambio como un reto. Planee y prepárese, involucre a otros en el proceso y trace nuevos horizontes en su carrera profesional derivados del cambio. Saque su lado valiente.

 

Ponga en práctica el descontento constructivo. En lugar de aferrarse al status quo, pregúntese: “¿Cómo podría cambiar para mejorar? ¿Cómo podría cambiar la organización para mejorar?” En lugar de expresar su insatisfacción de manera destructiva haciendo menos los esfuerzos de cambio, busque la manera de que la integración y proceso del cambio puedan funcionar mejor.

 

Intente algo nuevo cada día. Una vez que nos sacan de nuestra zona de confort, tendemos a crear una nueva tan rápido como sea posible. ¿Qué sentido tiene derrumbar viejos muros si vamos a construir nuevos de inmediato? Póngase como reto intentar por lo menos una forma de ajustarse al cambio todos los días. Haga de esto un esfuerzo positivo y productivo.

 

Pida la opinión de otros. Quizás otras personas en su organización tengan una percepción diferente de las formas en que se puede ajustar mejor al cambio. Pida ideas, sugerencias y retroalimentación sobre qué tan bien se está ajustando al cambio. Los períodos del cambio son momentos para construir puentes no muros. Son momentos para tener una comunicación abierta no estar a la defensiva.

 

 


 

Retos del compromiso y participación en el cambio
 

Cada vez que algo significativo cambia en una organización, se presentan retos. Algunos de los retos son personales, otros evolucionan en los equipos de trabajo y otros retos surgen en la organización. Para comprometerse y participar de manera exitosa en el cambio, es necesario estar consciente de los retos y estar preparado para lidiar con ellos de manera profesional y confidencial.

 

El cambio normalmente genera por lo menos un poco de resistencia. Con frecuencia, las personas sienten que están perdiendo poder, autonomía o recursos debido a que cambia el ambiente laboral. Como resultado, se aferran al status quo. Como miembros del equipo que se comprometen a participar en el cambio, su función consiste en establecer como reto convencer a los demás para reducir la resistencia y enfocarse en los resultados positivos.

 

Uno de los retos más grandes del compromiso y participación en el cambio es simplemente hacer que las personas tomen en serio el cambio. Durante los periodos de cambio, las personas a menudo toman una actitud de “esperar y ver qué pasa”, no aceptan ni rechazan el cambio. Su reto consiste en inspirar a los miembros de su equipo y a los demás para que acepten el cambio, lo apoyen y se vuelvan defensores del mismo.

 

Con frecuencia, el cambio genera ansiedad. Las personas tienden a aceptar mejor el cambio y los equipos funcionan de manera exitosa cuando la ansiedad está en el nivel mínimo. Su reto para minimizar la ansiedad consiste en comprender el plan del cambio, expresar su nivel de compromiso con el plan y reconocer que el plan y su función evolucionarán durante el cambio.

 

Es posible que el cambio organizacional reduzca la colaboración. Durante el cambio, a menudo las organizaciones observan el “efecto del silo” entre los departamentos, funciones y equipos de trabajo cuando los grupos comienzan a funcionar de manera independiente a los departamentos o equipos cuyas responsabilidades se traslapan con las de ellos. La cooperación y comunicación durante este periodo se reducen al mínimo. Como participantes del cambio organizacional, su reto consiste en derribar esos muros y crear puentes de cooperación entre las funciones organizacionales.

 

Cuando cambia el ambiente laboral, normalmente existe confusión con respecto a las prioridades. Si, por ejemplo, va a haber un gerente o jefe nuevo, quizás usted se pregunte cuál es la prioridad más importante para esta persona o en qué debe enfocarse primero para concluir el cambio de manera exitosa. La manera de enfrentar este reto es planearlo con cuidado y de manera exhaustiva.

 

 

 


Derecho de autor © 2013 Dale Carnegie & Associates, Inc. Todos los derechos reservados.